Politicwoops Monitor 25.08.15

Los ejecutivos que alguna vez llamaron a Twitter el “ala de libertad de expresión de los partidos políticos “no funcionan más en Twitter.

 

Hasta los políticos publican cosas que lamentan, en algún momento. En Politwoops podemos ver los tweets que publican primero, y se borran después. La Fundación Open State (Estado Abierto) promueve la transparencia digital mediante el desbloqueo de los datos abiertos y estimula el desarrollo de aplicaciones innovadoras y creativas.  Open State es una organización que promueve la democracia transparente, la rendición de cuentas y la participación en el desarrollo de plataformas en línea y promueve el desbloqueo y la reutilización de los datos abiertos. A continuación publicamos una nota que tiene que ver con la democracia y la transparencia política, tan necesaria para nuestra Latinoamérica.

En junio, Twitter abruptamente cortó el acceso a Politwoops, un sitio web operado por la Fundación Sunlight que preservaba los tweets borrados y enviados por los funcionarios electos en los Estados Unidos. En la misma línea, el fin de semana pasado, Twitter elimino los servicios hermanos de Politwoops, cortando el acceso a Diplotwoops y Politwoops en 30 países de todo el mundo.

Al hacerlo, Twitter cerró docenas de populares servicios que permitían que el público vea lo que diplomáticos, legisladores, alcaldes, gobernadores, presidentes y otros funcionarios electos (o, en la mayoría de los casos, sus funcionarios) alguna vez habían twitteado pero luego decidieron suprimir, eliminando así una forma de rendición de cuentas para el discurso público.

Como la autora Rebecca McKinnon escribió en su libro fundamental sobre la democracia en la era de Internet, Consent of the Networked (Reconocimiento de la Red), ahora estamos viviendo en una era en la que gran parte del discurso público se encuentra alojado en plataformas privadas. Las empresas propietarias de las redes sociales los medios de comunicación, empresas de cable, estaciones de radio y televisión, periódicos y puntos de venta en línea (incluyendo The Huffington Post) retransmiten proclamas de los funcionarios del gobierno al público en general. El ex CEO Dick Costolo dijo una vez que Twitter era como la plaza central, el ágora griego (palabra griega ágora que significó originalmente una asamblea del pueblo completo, o la plaza pública donde la gente deliberaba).  “Un “producto del mundo” que podría “representar el ideal democrático de acceso para todos.” Pero Twitter no está actuando como una “plaza del pueblo” actualmente; está actuando más como una empresa editora de periódicos o cable, que toma una decisión acerca de cuál historia o canal se pueden usar o acceder.

 

La Fundación Open State, que opera los sites, reclamo por la decisión.

“Lo que dicen los políticos elegidos públicamente es un asunto de interés público”, escribió Arjan El Fassed, director de la Fundación, en un blog. “Incluso cuando se eliminan los tweets, son parte de la historia parlamentaria. Incluso, aquellos tweets que una vez se han escrito y se eliminaron después. Lo que los políticos dicen en público debe estar disponible para cualquier persona”.

La decisión demuestra que Twitter “es incapaz de hacer distinciones esenciales, o llega a ser sumisos a los usuarios poderosos y en cualquiera de los casos daña la confianza de todos los miembros de la plataforma”, escribió TC Sottek, editor de noticias senior de The Verge, quien reclamo en Twitter para revertir la decisión.

Twitter, como una empresa de tecnología privada, tiene el derecho de hacer este ajuste y ahora está haciendo cumplir consistentemente sus términos de uso para los desarrolladores

En una declaración a Nieman Lab de la Universidad de Harvard, un portavoz de Twitter defendió la medida y la política: La capacidad de eliminar uno de los tweets, cualquiera que sea la razón, ha sido una característica de siempre de Twitter para todos los usuarios. Definimos en nuestras disposiciones de Política de Funcionamiento, un requisito en el cual todos aquellos que accedan a nuestras API, deban borrar el contenido que informe Twitter como eliminado o caducado.  De vez en cuando, nos encontramos con aplicaciones o soluciones que violan esta política. Recientemente, hemos identificado varios servicios que utilizan la norma que hemos definido, y en lugar de eliminarlos, los archivan y los resaltan. En consecuencia, informamos a estos servicios de su incumplimiento y concretamos la suspensión de su acceso a nuestras API.

Tomamos nuestro compromiso con nuestros usuarios seriamente y vamos a seguir defendiendo y respetando las voces de nuestros usuarios en nuestro producto y plataforma. La justificación que Twiter ofrece a la Fundación Open State, sin embargo, no era realmente sobre la aplicación equitativa de la política y los desarrolladores, aunque la presento como una lucha retórica para los usuarios.

Es sobre el miedo y la permanencia.

Imagínese cuan exasperante y terrorífico seria twittear si este fuera inmutable e irrevocable. Ningún usuario es más merecedor de esa capacidad que otro. De hecho, la eliminación de un tweet es una expresión de la voz del usuario. Después de leer estas dos declaraciones breves, me quedé con más preguntas que respuestas. Por ejemplo, ¿por qué se eliminó el acceso para estos servicios para los funcionarios electos en 2015, y no se concretó una decisión semejante cuando la Sunlight Foundation lanzó Politwoops en el 2012?

Le pregunté a Chris Gates, el presidente de Sunlight Foundation, sobre este tema en junio, y él estaba tan desconcertado como lo fue en su elogio de Politwoops. Poco después del lanzamiento del servicio, Twitter le dijo a la Sunlight Foundation que la empresa violaba los Términos API de Servicio de la empresa “en un nivel fundamental.” Según Gates, Sunlight Foundation negoció un flujo de trabajo donde el personal Sunlight se comprometía “a corregir los tweets de bajo valor como errores tipográficos, enlaces y “, añadiendo unas” opiniones de juicio periodístico con acuerdo de Twitter “- y esa situación ha perdurado hasta junio de 2015. ¿Qué ha cambiado en el ínterin, y por qué? Los periodistas están seguros de ocuparse en pantalla de tweets de interés periodístico de cuentas del gobierno y funcionarios electos. ¿Cuál será el enfoque de Twitter respecto de medios de comunicación de hosting de acuerdo a capturas de pantalla?

Otras entidades utilizan la Digital Millennium Copyright Act de pedir eliminación de contenido que infrinja la propiedad intelectual que se han twitteado. ¿Cómo va a actuar Twitter sobre organizaciones de medios de comunicación que informan sobre lo que los individuos twitean o que ya han borrados, incluyendo fotos, videos y enlaces a artículos? ¿Cuál será el enfoque de Twitter para los periodistas que capturan de pantalla y twitean  tweets eliminados de sus propias cuentas de Twitter? Le he requerido a Twitter todas estas preguntas. Voy a actualizar este post si deciden enviarnos a The Huffington Post alguna respuesta.

Estas no son preguntas fáciles, sin embargo. Como Twitter amablemente nos informa, cada tweet tiene un enlace permanente, por lo que efectivamente cada uno de ellos es una entrada de blog en miniatura. Si usted está dispuesto a pagar, usted puede buscar al instante cada uno de los miles de millones de tweets enviados hasta la fecha. (Si no está dispuesto, al menos puede descargar su propio archivo de Twitter y retenerlos en una hoja de cálculo.) Esto hace que algunos usuarios de Twitter se sientan incómodos. John Herrman, periodista de tecnología, elimina automáticamente todos sus viejos tweets, eliminando el registro de sus interacciones y reflexiones de la plataforma.

Por desgracia, la facilidad de decir las cosas en línea no se ha visto acompañado por un aumento de la sabiduría acerca de si un comentario dado tendría sentido fuera de contexto. Eso es particularmente cierto en un contexto político, donde los ánimos rápidos y mal entendida retórica sobre temas calientes pueden conducir reacciones instantáneas que no juegan bien después. Una mentira tuiteada recorre todo el mundo, mientras que la verdad espera el rebote de un smartphone. Esa puede ser una razón por la que un número creciente de jóvenes han adoptado plataformas de medias sociales efímeras como SNAPCHAT y asegurar aplicaciones de mensajería privado, adoptando estrategias para mantener su vida privada fuera de Twitter y Facebook.

Gran parte de lo que queda archivado en los EE.UU. Politwoops es generalmente mundanas – errores tipográficos, errores gramaticales, imágenes con formato incorrecto – pero también hay ríspidos comentarios partidistas, endosos presidenciales, o fotografías de las reuniones con líderes extranjeros o errores más vergonzosos.

Muchas   personas han optado por considerar a Twitter como trivial en los últimos años, enviar bromas, declaraciones políticas o imágenes que posteriormente recayeron en su perjuicio profesional o personal, sin que nadie se diera cuenta. Los periodistas de todo el mundo se han dado cuenta, sobre todo cuando comenzaron a revisar estos archivos. Ese registro del discurso público de los políticos es la razón que le importaba a Politwoops, tanto como lo hace Internet Archive.

Es por eso que periodistas como Josh Benton, director Nieman Lab, advierte la problemática sobre la confusión de la política, la privacidad y el periodismo. En junio escribió, “las declaraciones públicas de funcionarios públicos merecen un escrutinio más profundo que la de los ciudadanos de todos los días – se necesita un análisis mayor, que le da valor fundamental a la libertad de prensa.” Tanto Mike Masnick, fundador de Techdirt, y el periodista del Washington Post, Philip Bump, coinciden en que los miembros del Congreso no son los usuarios promedio. Bump fue crítico de la decisión reciente de Twitter, particularmente con respecto a su impacto en los países fuera de los Estados Unidos.

Pero Twitter no es sólo una empresa que responda con los consumidores y anunciantes. Es una parte integral de las comunicaciones globales en tiempo real, incluidas las comunicaciones de los funcionarios electos. El fracaso para establecer un estándar diferente para los distintos tipos de usuarios – especialmente en lo que los candidatos utilizan cada vez más Twitter como parte de sus campañas políticas – es un flaco servicio a la comunidad que lo utiliza. Esto no es un tribunal de justicia en el que un comentario puede ser borrado de los registros. Es una plaza pública con un micrófono caliente. Aunque su alcance es desigual, la historia de Twitter sobre la libertad de expresión, la censura y la libertad en medios ha sido generalmente loable. Al priorizar los deseos implícitos de los funcionarios electos y sus funcionarios para controlar la permanencia de expresión en la plataforma por sobre el valor del interés público (de mantenerlos), Twitter está implementando su propio “derecho al olvido” – excepto que, a diferencia de Google en Europa, no hay tribunal europeo que haya ordenado la eliminación o conservación.

Sólo hay una compañía de tecnología preocupada con un nuevo CEO (próximo a nombrarse), es una base de usuarios de crecimiento lento y preguntas sin respuesta acerca de cómo los medios de comunicación deben informar sobre lo que nuestros funcionarios electos dicen.

Alexander Howard

Senior Editor for Technology and Society, The Huffington Post

http://www.huffingtonpost.com/entry/cutting-off-politwoops-twitter-follows-the-needs-of-politicians-not-public-interest_55db75fbe4b04ae497040844?kvcommref=mostpopular