Los migrantes caminan por las vías del tren para llegar a un punto de encuentro, el pueblo de Röszke en Hungría, después de cruzar la frontera de Serbia, 6 de septiembre de 2015. Miles de refugiados y migrantes se esfuerzan para llegar a Alemania el domingo. Muchos viajan a través de Austria desde Hungría.

 

Un debate se está librando en toda Europa sobre el número de refugiados que cada país debería y podría recibir, en medio de la mayor crisis de desplazamiento global en más de dos décadas. Un cisma particular ha surgido entre Gran Bretaña y Alemania.

Alemania, y su aliado Francia, están hablando acerca de la crisis en términos “morales” y se comprometieron a tomar miles de refugiados. La canciller alemana Ángela Merkel se ha convertido en la cabeza de la crisis en Europa y ha defendido las cuotas de realojamiento para los países, que se estableció y se hará público el próximo miércoles (el Reino Unido no participa).

Gran Bretaña, por su parte, se ha resistido a tomar más refugiados.  David Cameron tuvo que aceptar tomar 20.000 refugiados sirios en cinco años, sólo bajo seria presión pública y política.

Gran parte de la discusión acerca de por qué el Reino Unido no debería comprometerse a tomar grandes cantidades de refugiados se ha centrado en el costo. Sin embargo, varios comentaristas están empezando a señalar que el motivo sostenido, independientemente de la diferencia real entre Gran Bretaña y Alemania, es sobre la demografía.

Alemania podría complementar su fuerza laboral, que envejece con una afluencia de migrantes jóvenes, mientras que Gran Bretaña no tiene esa necesidad. El corresponsal de la BBC Robert Peston lo señaló en un blog el lunes pasado:

Los dos puntos relevantes (dejando a un lado los morales) son los siguientes:

  1. La población del Reino Unido está aumentando rápidamente, mientras que la de Alemania está cayendo rápidamente;
  2. Tasa de dependencia (proporción de personas mayores jubilados en relación con los trabajadores que aportan) está aumentando mucho más rápido en Alemania que en el Reino Unido.

 El Informe de la Comisión Europea de Envejecimiento, publicado a principios de este año, incluyo un gráfico que muestra el cambio proyectado en la oferta de trabajo entre 2013 y 2060 para los diferentes países. Se pronostica que la fuerza laboral del Reino Unido crecerá, mientras que la de Alemania se reducirá.

Uk-Alemania 1

European Commission

Para 2060, la población de Alemania se  reducirá de los actuales 81 millones a 71 millones, mientras que el Reino Unido, una masa de tierra mucho más pequeña, se incrementara para convertirse en el país más poblado de la UE, pasando de su actual 64 millones a 80millones.

La tasa de dependencia en Alemania (proporción de jubilados respecto a las personas en edad laboral cuyos impuestos sostienen el sistema) prevé un aumento de 59%. Eso significa que cada alemán que trabaja deberá solventar 2 jubilados.

 UK-Alemania 2

 

European Commission

La tasa de dependencia del Reino Unido será menor que la de Alemania.

Para Alemania, entonces, tiene un sentido económico la aceptación de los refugiados, ya que será una transfusión de jóvenes trabajadores cuyos impuestos pueden ayudar a mantener a su población que envejece.

Eta semana, el diputado conservador, Boris Johnson, destacó esto en su columna de The Telegraph expresando: “Sin duda, es cierto que en los últimos años, Alemania, Italia y otros países de Europa occidental han visto un marcado descenso de la tasa de natalidad. Ha envejecido la población, y los nuevos nacimientos no logran equilibrar la brecha.

Aceptar un gran número de migrantes jóvenes enérgicos, no están motivados sólo por la compasión – a pesar de que no se puede negar – sino también por una cierta lógica económica. Gran Bretaña esta exactamente en la posición contraria. Está pasando por un auge de la población. Las escuelas están llenas – sin duda en Londres – y la demanda está aumentando todo el tiempo. La población de la capital se incrementó en aproximadamente 122.000 el año pasado.

Este argumento también arroja algunas dudas sobre el posicionamiento moral de Merkel – ¿por qué tanto interés en ayudar a los refugiados de Oriente Medio, pero menos dispuesta a ayudar a Grecia, donde las personas están siendo conducidos al suicidio en medio del mandato de la austeridad alemana? (Del traductor: La comparación parece poco feliz, ya que la situación de Grecia no tiene nada que ver con una guerra interna).

Pero esto es sólo un aspecto del debate, si se trata de un deber moral, como Francia y Alemania sostienen, es otro asunto.

Oscar Williams-Grut

http://www.businessinsider.com/refugee-crisis-uk-vs-german-demographics-2015